CULTIVO DE ALOE VERA

Descripción

Planta perenne, perteneciente a las liliáceas. Originaria del norte y este africano y de la Península Arábiga. Entre 30 cm y 3 m (cuando florece). Aspecto suculento, con las hojas (de 30 a 60 cm) agrupadas en torno a un corto tallo a modo de roseta. Especie fanerógama, pudiendo reproducirse sexualmente mediante semillas o a partir de hijuelos de manera vegetativa.

​Imagen 1. Vista en planta Aloe vera. Fuente: Propia.

Imagen 2. Hijuelos. En ejemplares productivos estos hijuelos se eliminan para que no resten vigor a la planta. Fuente: Propia.

Cultivo

La variedad más cultivada es aloe vera barbadensis. Tiene preferencia por climas mediterráneos, adaptada al clima seco y suelos poco fértiles pero con buen drenaje. No obstante para obtener una buena producción sí que se deben aplicar riegos, pero deben ser espaciados y de poca cantidad, ya que su mayor debilidad es el encharcamiento, que puede originar problemas de hongos (Pythium, Phytophthora y Fusarium). El abonado se compone básicamente de compuestos nitrogenados y fosfatos. No requiere demasiada mano de obra, más que para su plantación inicial y recolección.

Imagen 3. Cultivo de Aloe vera con acolchado. Fuente: http://mediterraneanaloevera.com

Producción

Una planta tarda entre 2 y 3 años en empezarse a cosechar sus hojas, de forma manual. En términos productivos una hectárea de este cultivo puede rendir en torno a los 80.000 kg, dependiendo del clima, marco de plantación, riego y abonado. Según el mercado, el precio del kg de hoja de aloe puede oscilar entre los 30 y 60 céntimos.

Imagen 4. Recolección Aloe vera. Fuente: https://asocialoe.com.

Importancia

Poco habitual en España (mayor productora en Europa) con 250 ha (150 ha de ellas en Canarias), lo que es el 0,64 de la superficie agraria (datos de 2014). Los mayores consumistas en Europa son Alemania y Reino Unido, a donde se exporta la mayoría de la producción española. En países suramericanos es un cultivo de gran importancia.

Por su facilidad de cultivo en nuestra zona y su demanda creciente, sobre todo dermatológica y dietética, es una especie cuyo interés está incrementándose.

Bibliografía

Moreno A., López M.Y., Jiménez L. 2012. Aloe vera (Sábila): Cultivo y utilización. Mundi Prensa.

Consejería de Agricultura y Ganadería de Lanzarote. 2012. El cultivo del Aloe.

Coronel O.G. 2006. Bamarsa, a la cabeza de la producción de Aloe vera ecológico. Vida rural.

Fernández A. 2015. “El clima mediterráneo es el idóneo para el cultivo del aloe vera”. Diario de Sevilla.

Ferraro G.M. 2009. Revisión del aloe vera (Barbadensis Miller) en la dermatología actual. Argent Dermatol: 90. 218-223.

http://mediterraneanaloevera.com/ (Visitado diciembre 2017).

https://asocialoe.com/es/es-rentable-el-cultivo-de-aloe-vera/ (Visitado diciembre 2017).

Anuncios

Materiales plásticos para invernaderos

Con la llegada del frío y del invierno se acerca también el riesgo de pérdidas en la cosecha, por lo que se deben tener en cuenta una seria de recomendaciones en nuestros invernaderos.

La primera cosa a tener en cuenta es lógicamente tener los plásticos en buenas condiciones, sin grietas ni agujeros. La elección de este dependerá de diversos factores, siendo los más importantes: la duración, la transmisividad a la radiación directa y difusa, la transmisividad a la radiación infrarroja y la capacidad de dispersión de la radiación.

Tras ello deberíamos contar con algún cerramiento para ventilar de día y captar el calor, y cerrarlo de noche para que no entre el frío. Puede ser natural, forzada (ventiladores), sombreo, sistema Cooling…

El material de la estructura que formará nuestro invernadero también es una importante elección. La más habitual es la estructura de hierro (resistente). De los más caros es el de fibra de vidrio, y de los más baratos pero de menos duración es el de caña y mimbre.

Algo muy efectivo también sería el uso de dobles techos que consiste en colocar un plástico fino en el interior para aumentar la temperatura y reducir la condensación de agua en los cultivos.

La manta térmica conocidas como mallas “antiheladas” dejan pasar la luz y amortigua la temperatura.

Sistemas de calefacción en el interior del invernadero o riego nocturno tratan de evitar también las heladas y aumentar la temperatura gracias a la humedad.

Bibliografía:

· Diapositivas de teoría dadas en clase:

https://ev.us.es/bbcswebdav/pid-2478526-dt-content-rid-8198811_1/courses/201718-1980018-198-EC/forzado%20de%20cultivos.pdf

· http://www.lavozdealmeria.es/Noticias/142717/0/El-fr%C3%ADo-llega:-%C2%BFc%C3%B3mo-afecta-a-los-cultivos-de-tomate?

· Referencia trabajos de otros compañeros:

https://hcoetsia.wordpress.com/category/nuestras-practicas/

Daños mecánicos en post-cosecha de fresón

El fresón es un cultivo en el que los daños mecánicos no suelen ser el problema más significativo. Aún así sería muy conveniente, debido a la influencia en la calidad del producto, conocer dichos daños en su transporte, daños por:

– Compresión. Se define como la acción de ejercer presión sobre un sistema o cuerpo que disminuye su volumen o modifica su estructura. Esto da como resultado la modificación de la estructura de su y dependiendo de la magnitud de la presión, puede llegar a destruir totalmente el fruto.

– Abrasión. Se entiende por abrasión a la acción o efecto de desgastar por fricción. Este tipo de daño se puede presentar por la fricción de los fresas entre ellas u otra superficie durante el transporte o durante alguna etapa del manejo. Aquí la piel del producto se daña o se separa fácilmente del tejido sano.

– Incisiones. Llámese incisión a la hendidura o corte que se hace en algunos cuerpos con un instrumento cortante. Las incisiones pueden ser provocadas por astillas o por el propio post-recolector.

– Magulladura. Se entiende como magullar un producto, a la provocación de una contusión, sin herida, comprimiéndolo o golpeándolo, provocando decoloración y cambios en el sabor. La magulladura no implica necesariamente la ruptura de la piel.

– Vibración. Se considera vibración a la variación periódica del estado de un sistema físico provocada por una perturbación del equilibrio mecánico. Esta perturbación origina una fuerza recuperadora, que tiende a restablecer el equilibrio, sí a la fuerza se opone un rozamiento, se provoca un daño mecánico. Este tipo de daño se provoca durante el transporte de las fresas hasta su destino.

Recogida de fresas en Almonte, Huelva. Diario el mundo.

Bibliografía:
https://issuu.com/linaknup/docs/manual_fresa-_final___caratula_baja https://riunet.upv.es/bitstream/handle/10251/6473/tesisUPV3131.pdf http://www.elmundo.es/economia/2016/03/09/56d8868d22601dc4368b461b.html

EL CULTIVO DE SANDÍA EN HIDROPONÍA

EL CULTIVO DE LA SANDÍA EN HIDROPONÍA

El nombre científico de la sandía es citrullus lanatus y es una hortícola que pertenece a la familia de las cucurbitáceas.

Este fruto proviene de un planta rastrera anual, la cual puede llegar a medir hasta cuatro metros de largo dependiendo de la variedad y la técnica de cultivo.

​Fuente: http://hydroenv.com.mx/catalogo/index.php?main_page=page&id=410

Haciendo referencia a la siembra, se puede realizar de manera directa o indirecta.

Se recomienda su germinación de manera indirecta con semilleros de 21 a 105 cavidades y utilizar sustratos como perlita, peat moss o fibra de coco especiales para la germinación.

También podemos ocupar un semillero de foamy agrícola de 36 bloques o Cubo de 4 pulgadas,el cual permite llevar a cabo el trasplante de forma sencilla y ayuda a reducir el daño a la raíz.

En cuanto al transplante, se puede llevar a cabo después de los 25 o 40 días aproximadamente o cuando las plántulas tengan de dos a cuatro pares de hojas o midan entre 5-10 cm.
La sandía o soporta el transplante a raíz desnuda, por lo que la plantación debe hacerse con cepellón.

El riego es únicamente con agua, se puede utilizar un aspersor o un sistema automatizado de riego por percepción procurando que el sustrato siempre este húmedo.

Es necesario realizar una poda cuando haya una dominancia apical fuerte.

En relación a la floración y cuajado; la sandía puede comenzar a cosecharse a los 80-120 días después de la siembra, los frutos maduros se reconocen porque llenan completamente la “bolsa” que los cubre, e incluso la rompen.

Bibliografía y fuentes consultadas:

http://hydroenv.com.mx/catalogo/index.php?main_page=page&id=410

http://hidroponia.mx/como-se-cultiva-la-sandia-por-hidroponia/

https://www.youtube.com/watch?v=31MKhQa1A0Y&t=5s

PINZADO Y PODA EN CLAVEL

El clavel (Dianthus caryophyllus) es una planta herbácea perteneciente a la familia de las Caryophyllaceae. Sus hojas son lineales, angostas, opuestas y envainadoras, más anchas las basales que las caulinares. Cada tallo forma una flor terminal. Sus flores son vistosas, pedunculadas en panícula o cima laxa, a veces solitarias, de bordes más o menos dentados. Las flores se usan de forma ornamental para preparación de centros para fiestas, ramos de flores, jarrones para iglesias…

La floración se produce durante casi todo el año. Normalmente son flores de fuerte fragancia. Es la flor nacional de España.

Fuente: propia. Municipio de Arahal

Una vez que el clavel empieza a desarrollarse con normalidad, se llevan a cabo varias técnicas para aumentar el rendimiento de la planta y así poder sacar mayor rendimiento económico.

En cuanto al pinzado, permite principalmente retrasar la entrada en floración de la planta. Consiste en cortar el esqueje con la intención de provocar la emisión de nuevas brotaciones. Se puede hacer un segundo pinzado de varias formas, despuntando todos los brotes resultantes del primer pinzado o despuntando solamente la mitad de los brotes. En el primer caso, se iniciará la floración a los cinco meses de la plantación. El segundo despunte no debe realizarse al mismo tiempo en todos los brotes.

Con la poda, se consigue que se mantenga plantación durante aproximadamente dos años. Consiste en retirar las flores marchitadas, esto evitará que la planta produzca semillas e interrumpa la producción de flores. La planta utiliza mucha energía para formar las semillas, lo que significa que tendrá menos fuerza para producir flores. Y así para que cuando las plantas estén en unas condiciones óptimas, vuelvan a brotar con fuerza y se obtenga de nuevo una buena producción al año siguiente.

fuente: : http://www.murcia.com/region/noticias/2009/01-24-agricultura-investiga-nuevos-sustratos-alternativos.asp

Fuentes de informacion:

https://www.flores.ninja/el-clavel/

https://es.wikipedia.org/wiki/Dianthus_caryophyllus

https://es.wikihow.com/ayudar-a-las-plantas-de-clavel-a-rebrotar

Control biológico en fresón

El control biológico es un método de control de plagas, enfermedades y malezas que consiste en utilizar organismos vivos con objeto de controlar las poblaciones de otro organismo.

En fresón las principales plagas son la araña roja, pulgones y trips y enfermedades como el mildiu, el oidio, la botrytis.

Descripción de plagas y enfermedades:

Araña roja (Tetranychus urticae)

Es un ácaro que se alimenta de la planta, absorbiendo el liquido de las células, y causando manchas cloróticas en el haz de las hojas.

El control biológico que se puede aplicar para este tipo de plaga son depredadores como Amblyseius californicus, Phytoseiulus persimilis y Amblyseius andersoni que son bastante efectivos una vez que estos se instalan en el cultivo.

Pulgón (Aphis gossypii)

Se trata de una plaga esporádica que al absorber la savia de las plantas provocan debilitamiento generalizado, que se manifiesta en un retraso en el crecimiento y amarilleamiento de la planta.

Los controles con predadores naturales son altamente efectivos, para erradicar la presencia de pulgones sin necesidad de aplicar productos químicos. La avispilla parasitoide Aphidius colemani utilizada para el control biológico de varias especies de pulgones.

Podredumbre gris (Botrytis cinerea)

Produce una micosis en la parte aérea de la planta. Actúa sobre plantas en pleno cultivo y frutos en post-cosecha. El hongo ataca a hojas, peciolos, yemas, pétalos y pedúnculos florales. El patógeno es un necrófago que parasita partes muertas de la planta antes de comenzar a alimentarse de los tejidos sanos. La micosis se produce a unas temperaturas entre 5 y 30 ºC y con una elevada humedad ambiental.

Las medidas para evitarla son:

Disminuir la densidad de plantación. Favorecer la buena ventilación en los túneles. Reducir las dosis de abonos nitrogenados. Utilización de riego localizado. Evitar el contacto de los frutos con el suelo mediante acolchado plástico.

Fuentes:

https://es.wikipedia.org/wiki/Control_biol%C3%B3gico

http://www.agroquimica.es/recomendaciones-control-biologico-fresa

http://www.agroes.es/cultivos-agricultura/cultivos-huerta-horticultura/colifor/354-fresa-y-el-freson-plagas-enfermedades-cultivo

http://sistemaagricola.com.mx/blog/control-principales-plagas-de-la-fresa/

JUDÍA VERDE. ENTUTORADO Y PODA

1ª ENTRADA: CULTIVO JUDÍA VERDE

La judía verde (Phaseolus vulgaris L.) es una planta americana oriunda de Méjico, Perú, Ecuador y Bolivia. Pertenece a la familia Leguminoseae.

Es una planta herbácea de crecimiento anual, exigente en calor y variaciones térmicas muy pronunciadas, sobre todo por debajo de 10-12 ºC. Es propia de climas cálidos.

Referente a los suelos, se adpata bien a suelos ligeros o bien drenados. Los límites óptimos de PH están entre 5,5-7.

Sus tallos son delgados, de mayor o menor longitud según se trate de variedades de enrame (2-3 m) o de porte bajo (30-40 cm).

Foto 1. Tallo. Variedad de enrame

La inflorescencia la pueden presentar en racimos terminales las variedades de porte bajo y axilares las variedades de enrame.

Foto 2 Foto 3

Fotos 2 y 3. Inflorescencias. Variedad de enrame

El crecimiento de las hojas en las variedades de porte bajo se paraliza con la aparición de las flores, sinembargo en las variedades de enrame, la planta crece simultáneamente con la aparición de las mismas.

Cuando las judías están destinadas a la industria se cultivan variedades de porte bajo, con producción abundante y muy solapada para permitir la recolección mecanizada. En las variedades de enrame la recolección manual es obligada. Por ello la calidad de las vainas recolectadas es superior a las anteriormente citadas y la producción cosechada es así mismo superior al permitir varias recolecciones.

Foto 4 . Vaina de habichuela. Variedad de enrame

La judía para ser aprovechada en verde o tierna, se recolecta en la fase anterior a la granazón total de sus semillas y en estado de vainas tiernas, pudiendo aprovecharse para el consumo directo en fresco, así como en la industria de la conserva y de la congelación.

La judía en el litoral mediterráneo es frecuente cultivarla en enarenados y bajo invernaderos. Las variedades de mata baja suelen cultivarse asociadas con otras hortalizas (pimientos, berenjenas, etc) y las variedades de enrame se cultivan solas.

Foto 5. Cultivo judía sin asociación de otros cultivos

FUENTES.

Libro. Maroto Borrego, J.V. 2002. Horticultura herbácea especial. Ediciones Mundi Prensa.

Páginas web:

– Wikipedia, la enciclopedía libre. https://es.wikipedia.org/wiki/Phaseolus_vulgaris

– Semillas Batlle. semillasbatlle.es/es/judia-enrame

2ª ENTRADA: ENTUTORADO JUDÍA VERDE

El entutoradoes un conjunto de técnicas agrícolas destinadas a dar soporte al crecimiento de plantas trepadoras. Se trata de crear una estructura para guiar sus tallos ó para facilitar el sostén de las flores o frutos.

Esta técnica es útil tanto en el cultivo de plantas ornamentales como en la horticultura, ya que aumenta la circulación del aire entre el follaje e iluminación de la planta. Además de levantar la planta evitando que las flores y frutos estén en contacto con el suelo húmedo y así disminuir la incidencia de enfermedades fúngicas debidas a altas concentraciones de humedad. De esta forma también se previene que los frutos al crecer se manchen, y se previene el daño por pisoteo durante las labores.

Existen diversos sistemas de entutorado, la utilización de hilos de rafia o mallas transversales en cultivo en invernadero. Y en cultivos al aire libre el sistema más empleado es el que utiliza como tutor cañas secas. Dentro de este sistema existen diversas modalidades, desde la colocación de una caña junto a cada mata, hasta la disposición de las cañas formando barracas.

El entutorado con hilo consiste en la colocación vertical de hilos de rafia sujetados por un extremo a la base del tallo de la planta y por el otro a una guía de alambre que se encuentra longitudinalmente en la parte superior del invernadero.

Foto 6 Foto 7

Foto 6 y 7. Entutorado con de hilo rafia

A pesar de la tendencia al enrollamiento que poseen los tallos volubles de las variedades de enrame, es necesario guiar las plantas en torno al tutor, sobre todo al principio de la vegetación.

Foto 8. Entutorado en planta joven

El entutorado mediante malla se utiliza menos por su gran coste y mayor dificultad en las operaciones de recolección. Consistente en la colocación de una malla a lo largo de las líneas de cultivo a modo de pared.

FUENTES.

Libro. Maroto Borrego, J.V. 2002. Horticultura herbácea especial. Ediciones Mundi Prensa.

Páginas web:

– Wikipedia, la enciclopedía libre. https://es.wikipedia.org/wiki/Entutorado

– Semillas Batlle. semillasbatlle.es/es/judia-enrame